(17.11.2017)    

El evento multitudinario llena los hoteles del Rincón en temporada baja

Casi una treintena de negocios del sector de la hostelería colaboran en la celebración.

Y un año más, no defraudó. El tradicional carnaval británico que, desde hace dos décadas, desata la locura en las calles de la «zona guiri» de Benidorm tras la celebración de las Fiestas Mayores Patronales volvió a congregar a miles de personas ayer ataviadas con pelucas, máscaras y muchas, muchísimas ganas de cachondeo.

 

La Fancy Dress Party se ha colado ya entre los eventos turísticos más potentes con lo que cuenta en estos momentos Benidorm. Una baza con la que juegan tanto los locales de ocio nocturno de la «zona guiri», que fueron los creadores de este original y desenfadada fiesta de disfraces, así como los hoteles de esta parte de la ciudad. Muchos alojamientos, de hecho, han conseguido poner el cartel de completo durante esta semana gracias al tirón del evento.

Hay que tener en cuenta que cerca de 35.000 personas asistieron ayer al acto central de la Fancy Dress Party. Un vistoso desfile de carrozas que organizan los propios locales de ocio nocturnos de la zona inglesa y algunos alojamientos. Este año, en concreto, han participado un total de 26 establecimientos, 22 de ocio y cuatro hoteleros.

La cabalgata arrancó pasadas las 14.00 horas desde la calle Lepante a la altura de la calle Cuenca. Las carrozas recorrieron las principales calles de la «zona guiri» como la avenida del Derramador o la calle Gerona, animando a todo el público asistente que se dejaba llevar por el buen ambiente reinante en la celebración.

Originalidad

Como cada edición, los británicos volvieron a hacer gala de su particular sentido del humor que combinada con grandes dosis de originalidad dejó ver algunos disfraces de lo más variopintos por el Rincón de Loix. Así, un grupo de mujeres se disfrazaron de «Barbies» con envoltorio incluido. También personajes de ficción, animales animados o políticos internacionales como Donald Trump o Nicolás Maduro fueron algunos de los protagonistas de la celebración, que concluyó con una gran fiesta de la espuma.

Cabe destacar que es la primera vez que esta fiesta cuenta con un plan de emergencias, como destacó ayer el edil de Seguridad, el popular Lorenzo Martínez, quien asistió a la celebración junto al alcalde, el popular Toni Pérez, y el regidor de Fiestas, Jesús Carrobles, quienes chequearon ayer «in situ» que todo había salido a la perfección y sin tener que lamentar ningún incidente.

Perfil del público

Cabe destacar que esta vistosa cita carnavalesca atrae a un perfil de público británico que va desde los 30 a los 60 años con cierto poder adquisitivo. De ahí que tanto el Ayuntamiento como la Fundación de Turismo quieran potenciarlo. De hecho, la promoción de este evento se realiza con especial hincapié en ciudades como Londres.

«Debemos ayudar y potenciar esta fiesta que es fundamental para la imagen de Benidorm», apuntó ayer el edil de Seguridad Ciudadana, quien agradeció a los responsables de los locales de ocio nocturno de la «zona guiri» así como a los establecimientos hoteleros su contribución a la Fancy Dress Party.

 
 
 
Link: http://www.diarioinformacion.com/benidorm/2017/11/16/britanicos-celebran-tradicional-carnaval-zona/1958404.html