(19.12.2017)    

El sector del ocio nocturno se muestra indignado por el cierre de una discoteca de Barcelona que dejará más de 60 trabajadores en la calle antes de Navidad.
 
El Ayuntamiento acuerda que el precinto de la discoteca UP & DOWN se producirá mañana y SPAIN NIGHTLIFE pide una movilización para evitarla.

El Ayuntamiento de Barcelona ha determinado mediante resolución dictada por el Gerente del Distrito de Les Corts sr Joan Cambronero Fernández, que mañana día 20/12/2017 a las 11h de la mañana, se proceda al precinto de la conocida discoteca "UP & DOWN" de Barcelona (asociada a SPAIN NIGHTLIFE a través de FECASARM), cierre que dejará sin trabajo a más de 60 trabajadores, lo que consideramos inaceptable. Por lo tanto, pide que trabajadores y clientes se movilicen mañana a la hora del cierre a fin de que el Ayuntamiento reconsidere su posición al tiempo que pide la implicación de sindicatos y organismos de la Generalitat de Cataluña y del Estado.
 
Si bien el cierre viene ordenado por una resolución judicial, hay que tener en cuenta que la resolución dictada por el Ayuntamiento en base a la que se procederá al precinto de la discoteca no es firme y, por tanto, se está anticipando el castigo que en su día pueda imponer el juez correspondiente en su sentencia, fecha en la que -si se procede a rebajar o anular la misma-, los daños y perjuicios serán ya irreparables e incluso la empresa podría haber desaparecido. Así lo determina un informe económico que ha presentado la discoteca ante el juzgado contencioso-administrativo número 10 de Barcelona el que, a pesar de todo, ha desestimado la petición de suspensión de la aplicación de la sanción de 181 días de cierre impuesta por el Ayuntamiento y ha ratificado su imposición anticipada.
 
En palabras de Joaquim Boadas, secretario general de SPAIN NIGHTLIFE y de la FECASARM, "hechos como este demuestran la vulnerabilidad de nuestro sector y que se nos trata como un sector empresarial de segunda categoria, donde parece que nuestros empresarios y trabajadores no tengan familias ni deban pagar hipotecas ni alquileres, lo que es del todo injusto ".
 
Cuando los hechos que han provocado la imposición de la sanción de 181 días de cierre, se remontan al día 30 de Noviembre de 2011, cuando a raíz de una inspección llevada a cabo por más de 80 agentes de la autoridad se denunció la presencia de 7 clientes (de un aforo total de 1.434 personas) que llevaban escondidas pequeñas cantidades de cannabis para su consumo propio. En este aspecto, hay que decir que nuestro sector se encuentra criminalizado ya que es del todo imposible poder detectar este tipo de sustancias escondidas en los bolsillos o ropa interior de las personas ya que se tardaría más de 15 minutos en hacer cada registro y, además, los controladores de acceso se encuentran impedidos de poder cachear a la gente, y menos partes íntimas.
 
En palabras de Rafael Rodríguez, CEO de la empresa de control de acceso Grupo Bull, empresa colaboradora la SPAIN NIGHTLIFE en temas de seguridad "los controladores de acceso se encuentran impedidos de poder registrar a la gente y los vigilantes de Seguridad hacen un cacheo superficial y pasan el detector de metales y registran bolsos con el fin de asegurarse de que nadie lleve armas. Más allá no podemos ir y es ciertamente imposible detectar si alguien lleva un pequeño sobre con alguna sustancia para su consumo propio escondido en su ropa interior ".
 
La empresa propietaria de la discoteca se muestra indignada con la resolución dictada por el Ayuntamiento y se muestra indefenso. Ángel Pegenaute, propietario del local, ha manifestado lo siguiente: "Nosotros hacemos todo lo que podemos y más, evitando que la gente consuma drogas, que fumen, que se peleen, que entren armas etc ... pero nos encontramos indefensos ante la posibilidad de que alguien -de entre más de 1.000 personas que acceden cada noche en la discoteca- lleve una pequeña cantidad de sustancias para consumo propio escondida en la ropa interior ya que nos es imposible poder encontrar. Por lo tanto consideramos intolerable que nos arruinen la vida por un hecho como éste y del que sólo hay que hacer responsables a quienes porten la sustancia prohibida pero nunca a la discoteca, que es simplemente el escenario donde se produce la redada, ya que esta gente (una minoría), también llevan la sustancia cuando van al supermercado, grandes superficies, museos etc..y estos nunca se cierran ".
 
Como se ha dicho, la situación es más que preocupante, ya que el negocio podría no volverse a abrir nunca más ya que la imposibilidad de poder facturar durante estos 6 meses, unido al hecho de que tendrá que seguir haciendo frente a las gastos fijos como alquiler, consumos, etc .. provocará su ruina. Por este motivo, la FECASARM y SPAIN NIGHTLIFE piden al Ayuntamiento de Barcelona que reconsidere su posición, suspenda el precinto y que se siente a negociar sobre un tema en el que también habría que convocar al departamento de Interior tanto de la Generalitat como del Estado con el fin de que se pueda poner fin a injusticias como la que está a punto de producirse mañana a las 11h de la mañana si nadie impone antes el sentido común.