(26.05.2017)    

El ocio nocturno enfrenta a los partidos en pleno de Bilbao

«Los jóvenes no son una banda», replica el equipo de gobierno a las críticas del PP por las molestias que soportan los vecinos de algunas zonas de la capital vizcaína

Las imágenes de personas esnifando pegamento, bebiendo alcohol o durmiendo en colchones en plena plaza Indautxu han estado muy presentes en el pleno de este jueves del Ayuntamiento de Bilbao. También el ya célebre 'alcalde de la noche' de Amsterdam se ha dejado 'ver' por el Consistorio. Como los ruidos nocturnos en Uribitarte que impiden el descanso a los vecinos. La villa no debe ser un páramo, pero «tampoco una Aste Nagusia de jueves a sábado», ha afirmado Luis Eguiluz (PP). «Los jóvenes de Bilbao no son una banda», ha respondido el teniente de alcalde Alfonso Gil (PSE) para advertir del riesgo de caer en la demagogia. «Este gobierno no se levanta por la mañana pensando en molestar a nadie», ha subrayado el responsable socialista.

La búsqueda del equilibrio entre el ocio nocturno y el descanso de los vecinos sigue siendo una de los objetivos a lograr por el equipo de Gobierno de la capital vizcaína. «Ahora mismo esa balanza está desequilibrada y tenemos que trabajar para nivelarla. Quiero pensar que uno puede pasárselo bien de manera cívica. Cuando salís de marcha, no olvidéis nunca que en el primer piso vive alguien», decía hace apenas unos días el alcalde, Juan María Aburto, que ha insistido este jueves en que el «Ayuntamiento está trabajando en ello».

No lo ve así el PP, que viene siendo muy crítico con la gestión municipal en esta problemática y que insiste en que la prioridad tienen que ser los vecinos. «Tiemblan cada vez que se abre una discoteca», ha dicho Luis Eguiluz, que ha añadido que «vamos a desertizar algunas zonas de la ciudad». «Bilbao no debe ser una Aste Nagusia de jueves a sábado», ha enfatizado.

Críticas a Eguiluz

El representante popular se ha llevado las críticas del resto de grupos y del propio alcalde por mezclar la cuestión del botellón con la indigencia en el caso de la plaza Indautxu. Todos ellos han rechazado su proposición, que instaba a aumentar el dispositivo de control contra esta práctica, y se ha aprobado, sin votos en contra, la enmienda del equipo de Gobierno, que apuesta por impulsar un ocio saludable y respetuoso con los vecinos.

Respecto al ruido, también se ha dado el sí a crear la figura de las Zonas Acústicamente Saturadas, que deberían servir para una mejor prevención de los problemas del ruido por el ocio nocturno. «Todos a una», ha concluido la nacionalista Nekane Alonso.

 Fuente:http://www.elcorreo.com