Mirando a Europa (10.12.2012)    

Dr. Robert Barti (Director del Departamento de Acústica de Spain Nightlife)

Los empresarios del sector del ocio en Cataluña ven con preocupación el futuro. La crisis económica hace que, en general, la gente sale menos, consuma menos y en definitiva gaste menos dinero. Es momento de mirar de rentabilizar las actividades al máximo, ahorrando todo aquella que sea posible. Pero no es solamente la crisi lo que preocupa al sector, los cambios de las legislaciones implican nuevas exigencias que se tienen que cumplir. Parece que el paso del tiempo ha jugado una mala pasada a los empresarios del sector. No hace muchos años los empresarios hicieron inversiones importantes para adecuar los establecimientos a la ley del tabaco. Finalmente el tiempo ha demostrado que quien hizo las cosas correctamente, ha salido claramente perjudicando, ya que finalmente la ley antitabaco no permite fumar en ningún espacio público cerrado, haciendo inútil cualquier inversión hecha. Con estos precedentes es lógico que cuadno se habla de cambios de legislación, los empresarios arruguen la nariz.

Cada vez es mas frecuente observar como algunas actividades que llevan muchas años trabajando y que no han genrado nunca quejas entre el vecindario, últimamente empiecen a aparecer manifestaciones contrarias. ¿Qué ha cambiado? ¿Una mayor sensibilidad de las personas? ¿Una mayor información de la población de las leyes? la presión de la crisi económica que agudiza las tensiones? Todas estas preguntas podrian ser motivo en mayor o menor mesura de estos cambios.

Estos problemas tambien pasan en otros países. Por ejemplo, en Francia, países próximos al nuestro tan culturalmente como geográficamente. En los aspectos técnicos y económicos (sanciones), las leyes francesas son más estrictas que las españolas. Pero no es la sanción ni el mayor rigor técnico el que hace que en otras latitudes se encuentren soluciones mas "expeditivas". Es muy frecuente ver edificios que se hacen a tocar de una autopista o via de circulación importante y a los pocos meses los vecinos empiezan a mobilizarse y a poner pancartas quejándose del ruido. ¿Es que no havia ruido cuando compraron el piso? Probablemente la proximidad de la via de ciruclación hace que los precios sea mas económicos y por lo tanto mas atractivos, pero el ruido ya estaba allí.